En esta zona se encuentran los que saben de fútbol y tienen mayores probabilidades de ganar la quiniela. Son fanáticos del fútbol que han analizado a cada equipo, han evaluado las estadísticas y han utilizado programas de simulación para inferir cuáles son los equipos con mayores probabilidades de clasificar en las diferentes fases.

Son aficionados que viven el mundial con fervor, pero sin corazón. Apuestan con la razón, mas no con el sentimiento. Son la envidia de los demás participantes que no demoran en decirles que sus resultados son pura sueeeeerte!!!.

Para ellos, entre el 12 de junio y el 13 de julio de 2014, no existe la familia y por arte de magia disminuye la carga de trabajo. Acortan las horas de almuerzo, cena, siesta y sueño por más horas de televisión. Les importa sólo el fútbol y los amigos que hablen del Mundial de Fútbol. Así……., Mundial de Fútbol … con mayúsculas!!!.

En esta zona se ubicará el mejor 10% de los participantes.

Aquí se encuentra gente con conocimientos de fútbol, que no tiene toda la tecnología ni el tiempo para analizar los equipos, pero acierta un buen número de resultados. Son aficionados que tienen opción de ganar la quiniela, si y solo si, se caen los gurús de la zona amarilla de quienes siempre están pendientes.

Se podría decir que es la zona envidiosa, ya que los envidiosos están bien ubicados pero no ganan nada. Por cierto, son los del comentario que los de la zona amarilla están allí por pura suerte!!.

Tienden a tornarse generosos. Piensan “si gano la quiniela, con ese dinero voy a ayudar a mi primo Estuardo que tanto lo necesita”…”Si me la gano solito, invito a comer a todos mis colegas del área al restaurante…..”. Durante la época del Mundial son más creyentes, oran por ellos mismos, por sus seres queridos y por los equipos de fútbol.

Se encuentran aquellos aficionados que les contaron que había una quiniela y decidieron llenarla en 10 minutos,....al menos eso dicen!!.

Cada día que pasa, la quiniela se convierte en su muro de lamentaciones. Rezan porque nadie se dé cuenta que se encuentran en esta zona. Hubiesen preferido inscribirse con un pseudo apellido, pero no es posible.

Para los organizadores son las personas más importantes pues son quienes financiaron la quiniela y decidieron regalar su dinero por cariño al fútbol. De ellos dependen los premios que se puedan repartir. Sin este grupo no existiría la quiniela. No tienen ninguna opción de ganar y ven el mundial con resignación.

A medida que avanza el Mundial, más sufren de “esquesofrenia”:

“….Es que me dijeron que Argentina no tenía lesionados…”

“….Es que llené la quiniela al apuro…”

“….Es que si sabía que habían premios tan buenos, lo hacía conscientemente…”

“….Es que le pedí a mi hijo mayor que lo llene y se lo dio a su novia….que por lo visto no sabe nada de fútbol…”

“….Es que…..es que…..es que….”

Son aquellos quinieleros que no saben nada de fútbol, que se les invita a inscribirse en todas las quinielas existentes de básquetbol o béisbol, donde quizá puedan tener mayores opciones, pero que con su contribución aumentan el pote.

En esta categoría también están incluidos aquellos aficionados que intentaron ganarse la quiniela solitos.……… colocando los marcadores más locos…………. y que al final, por ambiciosos, quedan ubicados en esta zona.

Son personas muy importantes para los periodistas de QUICAFF ya que le dan sabor a este concurso, porque sin ellos no habría de quienes burlarse, ni en quienes consolarse.

En esta zona se ubicará el 10% de los resultados más malos de todos de los participantes.

Esta zona está reservada para los últimos de la quiniela. Se dice que es la zona de los famosos ya que todo el mundo quiere conocer a quienes están en este privilegiado lugar.

Es un lugar disputadísimo, ya que es muy difícil conseguir ser el peor, el más malo y el que menos sabe.

Quien se ubica en esta zona se convierte en un personaje famoso (…y eso también es ganancia!!). Recibe comentarios obligados de los periodistas en el portal de QUICAFF. Igual que a los ganadores, los organizadores le dedicarán un reconocimiento especial en la ceremonia de premiación. Sin duda, a algunos les gustaría más estar aquí, que ocultos en las zonas intermedias.